Contenidos

Pasos para formalizar tu empresa

Este artículo te enseña de forma fácil y rápida, qué pasos debes cumplir para formalizar tu empresa en Chile. 

Empecemos por saber cuántos pasos son y luego profundicemos un poco en cada uno.

Para formalizar tu empresa vas a necesitar de tres pasos principales:  Asesoría;  Constitución de sociedad y Trámites generales. 

Asesórate 

La asesoría previa a la formalización de la empresa debe ser tu primer paso. Es tan importante asesorarse antes de avanzar con la formalización de un proyecto que nosotros consideramos que es el paso uno del proceso. 

Puedes investigar tú mismo sobre cuál es el mejor camino para tu emprendimiento, sin embargo, te recomendamos, antes de inscribir la empresa y avanzar, verificar que estés utilizando el tipo de empresa correcta, que estés teniendo las previsiones necesarias en tu capital o en el estatuto para evitar futuros inconvenientes con SII, Bancos, instituciones de financiamiento, inversionistas o incluso tus socios. 

Si eres extranjero, o alguno de los accionistas lo es, es aún más recomendable asesorarte y evitar pérdidas de tiempo y dinero en el proceso. 

Constituye tu sociedad

Asumamos que ya te asesoraste y estás listo para avanzar. El siguiente paso es constituir tu sociedad, para hacerlo, debes redactar todas las características y regulaciones de tu empresa. Te recomendamos revisar estos puntos con tus socios y discutir cómo desean manejar la empresa. El ideal es que este documento refleje de la mejor forma posible la empresa que quieren y necesitan, y más aún que sirva en el futuro para resolver los conflictos que puedas tener con tus socios. 

Con el documento listo y aprobado por cada participante en el emprendimiento, deberás realizar las firmas correspondientes, que podrán ser electrónicas o presenciales, dependiendo del sistema de registro elegido. Una vez firmado, avanza con su inscripción en el registro que te hayan recomendado inscribir, es decir en el registro electrónico o el Registro de Comercio (sistema tradicional / CBR).

Cumple las formalidades de los trámites para poder operar 

Digamos que ya está lista tu inscripción. ¿Qué viene ahora?

Finalizado lo anterior, la primera pregunta que debes hacerte es si vas a empezar a operar ya o esperas por algo. Si vas a empezar a operar de forma inmediata, debes avanzar con el inicio de las actividades de la empresa y aquí será el primer contacto que tendrás que hacer con el Servicio de Impuestos Internos (El primero de muchos). Si por otro lado, no quieres iniciar operaciones de inmediato, no hay ningún problema, puedes dejar tu sociedad constituida y esperar a que estés listo para iniciar. 

Volviendo al paso uno, de los que si van a iniciar operaciones de forma inmediata. El inicio de actividades es aquella declaración en la cual le notificamos al SII que una empresa ha empezado a realizar actividades económicas. Es un paso muy importante, porque una vez realizado no hay vuelta atrás, después de hacerlo, tendrás que guiarte por la normativa del SII y cumplir con cada uno de los deberes que establece la Ley.

A fines prácticos este inicio de actividades es la primera puerta hacia la facturación de tu empresa. Si no realizamos el inicio, no podremos emitir facturas. Para hacer este trámite, deberás contar con todos los requisitos que te pide el SII, como por ejemplo: una dirección tributaria. Al igual que en la constitución, recomendamos hacer el inicio de actividades con asesoría, recuerda que este es tu primer contacto con el SII y lo que declares en el trámite, generará consecuencias posteriores. 

¿Basta con el inicio de actividades para empezar a funcionar?

Además del inicio deberás realizar otros trámites en el SII como la solicitud de verificación de actividades (obligatoria para poder facturar); acreditación de domicilio; facturación; boletas electrónicas; solicitud del E-rut y otros necesarios para empezar a operar tu empresa.

Cada uno de estos trámites pueden realizarse de forma electrónica en la página del SII, contando con los requisitos que este te solicita en cada uno para avanzar. 

Finalmente, al terminar con el SII, queda un trámite muy importante que realizar y es el de tu patente comercial. Todas las empresas deben tener una patente,  un trámite que se realiza ante la Municipalidad del domicilio donde se encuentre ubicada tu empresa, el cual deberá estar conforme a lo notificado ante SII. Para tramitar tu patente tienes un plazo de 2 meses contados desde que haces inicio de actividades.

¿Qué es la patente municipal? 

En caso de que te preguntes qué es una patente y por qué es obligatoria, aprovechamos de aclararte la duda. La patente municipal es un instrumento que se obtiene bajo la autorización para realizar una determinada actividad económica o por el uso o aprovechamiento de bienes de dominio público, autorización por la cual deberás pagar. 

El pago de la patente es anual y su precio varía en cada municipalidad. El monto a pagar suele ser entre el 0,25 por ciento (0.25 %) y el 0,5 por ciento (0.5 %) del capital propio del negocio, declarado ante Impuestos Internos, con un mínimo de 1 UTM y un máximo de 8 mil UTM al año. También debes de saber que este pago se realiza en dos partes durante todo el año, la primera cuota en Enero y la segunda en Julio. 

Por supuesto hay muchos más pasos vinculados al emprendimiento que podemos incluir, sin embargo los pasos anteriores son los principales que debes tener en cuenta para avanzar con tu empresa al inicio.  

Fecha de publicación
24/5/2024
Categoría

Trabajemos juntos.