Contenidos

Preguntas frecuentes sobre el capital de la empresa

Uno de los primeros retos que se presentan al constituir una empresa es la elaboración de la constitución. Una vez que empiezas con el documento de constitución, inician una serie de preguntas sobre la empresa, que en muchas ocasiones los emprendedores aún no tienen definidas, una de esas preguntas suele ser sobre el capital de la empresa.

En este artículo nos enfocaremos en responder las dudas más frecuentes que tienen los emprendedores sobre cómo determinar el capital para su empresa.   

¿Cuál debe ser el capital de mi empresa?

No hay un monto mínimo ni máximo de capital, esto depende de la empresa y sus accionistas. Toda empresa o sociedad debe tener un capital y el monto del mismo no tiene ninguna regulación legal que determine un rango o estimación de cuánto debería ser. Por lo tanto, el monto que coloques en el capital de la sociedad será el que tú determines, sin restricciones legales. 

A pesar de que no existan regulaciones legales y tengas la libertad de estimar el capital de tu empresa como lo creas correcto, si existen algunas consideraciones que sería importante tomar en cuenta.

   

¿Qué te recomendamos considerar para determinar el capital?

Para determinar el capital de tu sociedad, te recomendamos realizar un ejercicio que consiste en elaborar una lista de todos los gastos que a mediano plazo (de 6 meses a 1 año) estimas tener en la empresa. Una vez estimado este monto, compáralo con lo que estás dispuesto a invertir al momento de la constitución, así podrás verificar que se financie con el capital las operaciones de la empresa. 

El monto anterior es un ideal de lo que podrían aportar al capital de la empresa los accionistas para costear sus operaciones, sin embargo, no siempre pueden aportar el monto exacto estimado. Eso no tiene nada de malo, dado que pueden aportar los montos que tengan disponibles para iniciar y en el desarrollo de la empresa ir financiando los costos. El ejercicio anterior te servirá para saber de forma aproximada hasta qué momento la empresa se sostiene con el capital. 

En consecuencia, para el monto final del capital deberás estimar la inversión de la empresa y determinar el monto que cada accionista está dispuesto a aportar. 

¿El monto del capital es fiscalizado o verificado por alguna institución?

No, en principio nadie verifica que el capital de la empresa efectivamente haya sido aportado a la empresa, es decir, que haya sido realmente pagado por los socios a la empresa, menos aún pensando que  la mayoría de las empresas no tienen cuenta bancaria al iniciar.

Sin embargo, eso no debe entenderse como un pase libre para inventar un capital que realmente no exista; recuerda que el SII tiene facultades de fiscalización sobre las actividades de la empresa y en caso de una fiscalización revisará la contabilidad , la cual puede complicarse si es que no estimamos correctamente el capital.  

 

¿Cómo puedo pagar el capital de mi empresa? 

El capital de la empresa puede ser pagado de forma inmediata o en plazo, dependiendo de los acuerdos que existan entre los accionistas. Lo importante, en caso de pagarlo dentro de un plazo determinado, es que esto quede bien regulado en la constitución de la sociedad, con claridad del plazo y forma de pago. 

Es importante aclarar que, cuando nos obligamos a pagar un capital a plazo, en caso de que, transcurrido ese periodo, no se haya realizado el aporte, somos deudores de la sociedad y por lo tanto, sus accionistas tendrán derecho de perseguir el pago en representación de la sociedad. Por lo que, no recomendamos comprometerse con pagos que no se piensen realizar en el futuro. 

Por último, sobre los plazos a pagos, es importante que consideren, desde el foco contable, que deberán registrase en la contabilidad los abonos que se hagan del capital pagado a plazo, de forma que al cumplirse dicho plazo ya el capital haya sido enterado.

¿Puedo aportar al capital otros bienes que no sean dinero?

Hay diversos tipos de bienes que pueden aportarse a la empresa, desde inmuebles, muebles, derechos, dinero, hasta incluso deudas. Casi todo hoy en día es valorizable y siempre que, pueda atribuírsele un valor y sea legalmente transable, puede aportarse a la empresa. 

Existen ciertas restricciones legales sobre este tema, principalmente la prohibición del aporte de trabajo para las sociedades de capital. Esto quiere decir que no podemos aportar trabajo directamente a una SpA o a una S.A., sin embargo, sí podemos aportar deudas, así que lo que recomendamos en caso de querer aportar trabajo, es aportar las deudas que, por concepto de prestación de servicio o trabajo, tenga la sociedad con el accionista o futuro accionista. 

¿Qué impacto genera el capital de la empresa?

El capital de la sociedad impacta en distintos aspectos. Algunos de los más relevantes son: 

El monto del impuesto pagado por la patente municipal, el cual variará en razón al monto del capital, específicamente si el mismo es mayor o menor de los 10.000.000 de pesos.

Impacta en los costos legales de la sociedad, por ejemplo, tanto el Registro de Comercio (CBR), como el Diario Oficial, cobran en razón al monto del capital social. Por parte del CBR cobra un monto fijo más un 0,2 % del capital y por parte del Diario Oficial, cobra 1 UTM por capitales mayores a 5.000 UF. 

Impacto contable. En general, los emprendedores suelen disminuir la importancia de las consideraciones contables que deben tener en sus operaciones, especialmente si se trata de su primera empresa. Por eso queremos resaltar que el monto que fijes de capital social y cómo se pague deberá reflejarse en la contabilidad. También deben registrarse el resto de los ingresos y egresos de la empresa (que servirán para ir formando los balances y estados financieros), así como las conciliaciones bancarias. Es importante que el capital que estipules en tu empresa sea real y que la forma en que se pague esté fijada según los aportes que realmente planeen realizarse; si no, será mucho más difícil organizar la contabilidad de la sociedad. 

El capital es también importante para determinar la responsabilidad de los socios ante deudas u obligaciones con terceros. Recordemos que el capital de la empresa podría servir como referencia para sus acreedores, junto con la contabilidad de la misma. 

Recomendación de lo que no debes hacer con el capital social

Queremos aprovechar este artículo para hacerte algunas recomendaciones de lo que no deberías hacer con el capital de tu sociedad.

Establecer el capital de forma ficticia, indicando un monto que no se aporta a la empresa ni se aportará. Esto te va a generar inconsistencias en la información contable y financiera de la empresa.  

Establecer que el capital será pagado a plazo si realmente no asumes el cumplimiento de los plazos indicados o no piensas realmente cumplir los aportes establecidos. Al igual que el punto anterior, esto genera inconsistencias contables y financieras, y adicionalmente generará la obligación de realizar una reducción del capital social. 

Realizar aportes en especie, sin asesoría legal. Hemos visto varios casos de emprendedores que realizan su constitución en la plataforma de Empresa en un Día sin asesoría legal y en el capital social aportan bienes distintos a dinero: trabajo, vehículos, inmuebles y otros; y en el 100 % de estos casos, los aportes han tenido vicios. Si piensa hacer otros aportes diferentes al dinero, que lo hagas con asesoría legal. 

No aportes trabajo a una SpA. No puedes aportar directamente el trabajo a una sociedad por acciones, debes hacerlo mediante el aporte de la remuneración de ese trabajo. 

Si eres Startup o una empresa que está en busca de inversionistas, te recomendamos dividir tu capital en un número amplio de acciones. Esto será de mucha ayuda para estructurar el capital ante una inversión. 

En un sentido más técnico, al redactar el capital en el estatuto, recuerda revisar siempre que el capital que estés fijando concuerde con el capital establecido en el artículo transitorio donde se suscriba el mismo. Este es uno de los errores más comunes que termina generando vicios en la sociedad. 

Hay muchas más consideraciones que podrías tener para determinar el capital de tu empresa. Te recomendamos que te asesores para evitar obstáculos en el futuro. Recuerda que el capital que indiques y la forma en que lo estructures impactará en la contabilidad de la empresa y en sus impuestos. 

Fecha de publicación
24/5/2024
Categoría
Legal

Trabajemos juntos.